Autodespacho aduanas

By Paupaudoupulo:

Güenas a todos, hoy voy a explicar como evitar que nos roben el dinero los paqueteros. Por norma general, cuando pedimos a un país sin tratado de importación, como podría ser China, las avispadas empresas de transporte nos cobran un fee de unos 50€ por la gestión. Este tuto lo he robado de internet y he modificado algunas partes para actualizarlo.

 

Qué hay que pagar y cuando:

 Envíos que sean de particular a particular (ej: Nuestro amigo de aliexpress) que superen los 45€ declarados. Esto tiene algo de riesgo, ya que si nos lo paran y ven que no cuadran los números, van a proceder a cobrarnos lo que les de la gana. En el caso de que sea por cambio de residencia, se tiene que demostrar en la agencia tributaria, algo complicado y que no viene al caso en el blog relojero.
 Importación de valor desde 22€ hasta 150€: Pagas ivay no arancel
 Importación por valor de >150€: Iva, arancel, y si te lías te la clava un negro por la espalda

 

Como autodespachar una mercancía:

   Necesitas:

 (DNI electrónico y un lector USB del mismo) o un certificado digital
 Número de declaración sumaria y número de partida (explicaremos cómo obtenerlos)

 

Información sobre el DNI electrónico.

Para poder hacer el trámite con el DNI electrónico, debes tener activado el chip, y certificar que no ha expirado el mismo (La certificación del chip expira cada 30 meses, desde la última renovación del dni o desde la última renovación del certificado del chip). Para renovar el chip tienes que ir a una máquina del centro de renovación mas cercano, se te pedirá una clave que si no te acuerdas puedes cambiar, así como la huella del dedo.

Además necesitarás un lector de DNIe, los más baratos rondan los 10€.

 

Información sobre el certificado digital.
Para poder hacerse un certificado digital, hay que ir a un organismo externo. En mi caso, el chip del DNIe no me funcionaba y tuve que hacerme un certificado de este tipo.
Yo lo hice a través de la web de la moneda y el timbre, tienen un apartado de certificados digitales para personas físicas, que explica el procedimiento para crear e instalar el certificado


Procedemos a hacer el autodespacho:

1. Vamos a la página web de la agencia tributaria, apartado de aduanas > Sede electrónica > Aduanas > Presentación y despacho de declaraciones > ADUANAS. Importación > Formulario simplificado, y le dais al candado azul:

Os saldrá una ventana así, en la que debeis seleccionar el certificado:

 

Comenzamos a rellenar los datos:

Datos a rellenar:
Dentro de Destinatario

NIF: Lo cogerá del DNIe o del certificado digital con el que hayáis accedido a través del icono del candado
Nombre: También lo cogerá del certificado
Teléfono: el tuyo
Dirección de correo electrónico: la tuya

Expedidor/Exportador

Rellenáis los huecos con los datos de la persona o empresa que os ha enviado el paquete, en mi caso tenía un recibo de un envió anterior que me sirvió para rellenarlo, pero sino tendréis que poneros en contacto con quien lo enviapara obtener esos datos.

Datos del envío

Número de referencia: Está formado por el número de declaración sumaria y el número de partida juntos. Para obtenerlo tenéis que llamar a vuestra empresa de transporte o cogerlo del aviso de retención en aduanas si os ha llegado. Yo tuve que llamar a DHL, al principio no sabían darme el número, luego me dijeron que me lo enviarían al correo, no lo hicieron, tuve que volver a llamar, midieron sólo el de declaración sumaria, y a la tercera ya me dieron todo bien… intentad cercioraros de que os lo dan bien desde un principio. Estos cabrones hacen todo lo posible por complicarte la vida, teniendo en cuenta que ganan más con este trámite que con los envíos.
El número de declaración sumaria, en mi caso es un número de 11 dígitos, y el número de partida es de 3 dígitos. Juntos hacen 14 dígitos que es lo que hay que poner en el número de referencia (primero el de declaración sumaria, luego, seguido el de partida)
Código de mercancía: También llamado código TARIC. Si no se sabe que poner se deja como está (9990000300), en el caso de móviles es el 9113(xxxxxx). Podéis consultar estos números aquí
Divisa: La moneda en la que habéis pagado (USD, EUR…)
Valor de la factura: Descontando el coste de envío de la empresa
Gastos de envío: Lo que os ha costado el envío EN EUROS
Descripción de la mercancía: Relohes

 

3. Pasamos a la siguiente pantalla:


En Preferencia, se deja como está salvo que sepas que tu mercancía se acoge a alguna preferencia , en cuyo caso tendrías que rellenar los puntos 44(Certificados de origen), sino no hay que hacerlo.
En número de factura, hay que poner el número que facilitó la empresa a la que le compras la mercancía cuando lo hiciste: al efectuar el pago se te debió enviar un email con este dato.
En número hay que fijar el número de unidades compradas.

4. Pasamos a la siguiente página, donde adjuntaremos la factura de PayPal, o una copia escaneada del extracto bancario que verifique hemos pagado lo que hemos puesto.

5. Pasamos de página y le damos a Firmar y enviar, se nos pedirá otra vez el certificado o el DNIe, lo ponemos y aceptamos.

6. Si nos pone que la mercancía se encuentra en circuito verde , todo va correctamente:

 

7. Continuamos a la siguiente pestaña, y realizamos el pago, haciendo click en Pago Deuda Tributaria. El pago lo podemos hacer con un número de cuenta bancaria (con IBAN).


8. Una vez pagado, se nos muestra un PDF como el siguiente:

 

9. Por último, tenemos que enviar el justificante de levantamiento de despacho aduanero a la empresa de transportes. En mi caso tuve que llamar a DHL para que me dieran el email de un empleado de aduanas de DHL que me lo pudiera tramitar. Este documento lo podemos obtener yendo a la sede electrónica de la agencia tributarialuego vamos a mis expedientes, nos identificamos, y vamos a la pestaña todos:

Abrimos a continuación nuestro expediente:

Hacemos click a continuación en Consulta de documentos electrónicos, y a continuación en Justificante Levante en despacho. Este documento que se nos abre es el que hay que enviar a la empresa de transportes, lo descargáis y lo hacéis. El documento tiene este aspecto:

Puede que tengáis que llamar como hice yo para preguntar a dónde enviarlo.

Os pongo otras fuentes de interés:

Manual de la agencia tributaria para el despacho de mercancías: https://www.agenciatributaria.gob.e…E_UTILIZACION_DEL_FORMULARIO_SIMPLIFICADO.pdf


Suerte!

Relojes de aviación PARTE I

A todos se nos habrá pasado la idea, mirando a la nada, el poder volar, y hoy en día no es algo imposible, pero imaginémonos al hombre prehistórico que se paró a observar el vuelo de las aves y de otros animales voladores. Algunos lo intentaron imitando a los pájaros, usando un par de alas elaboradas con un esqueleto de madera y plumas, que colocaban en los brazos y las balanceaban sin llegar a lograr el resultado esperado. El ejemplo más conocido es la leyenda de Ícaro y Dédalo, que encontrándose prisioneros en la isla de Minos se construyeron unas alas con plumas y cera para poder escapar. Ícaro se aproximó demasiado al Sol y la cera de las alas comenzó a derretirse, haciendo que se precipitara en el mar y muriera.​ Esta leyenda era un aviso sobre los intentos de alcanzar el cielo, semejante a la historia de la Torre de Babel en la Biblia, y ejemplifica el deseo milenario del hombre de volar. Fue a principios del Siglo XX, cuando a los hermanos Wilbur y Orville Wright y a Alberto Santos Dumont,en su conquista del aire,sentaron las bases para hacer volar a los aparatos más pesados que el aire, y la misma que cambió por completo el rumbo de la historia. Aún hoy se debate cual de ellos fueron los primeros en hacer volar tremendo aparato, constando que en 1903, los hermanos Wright, lo consiguieron, pero no había ningún entendido en la materia ni periodistas presentes. (No seré yo quien resuelva este debate ni mucho menos) Sin embargo, Alberto Santos Dumont, en 1906, se rodeó de entendidos, periodistas y ciudadanos parisinos, pudiendo acreditar que sería el primero en en cumplir un circuito preestablecido. Fue entonces cuando se dio cuenta que su reloj de bolsillo no le servía para nada mientras volaba, ya que tenía que quitar las manos de los controles con el riesgo que ello conllevaba para ver el tiempo que llevaba volando. Alberto era un buen amigo de Louis Cartier, el mejor relojero de parís en esa época, y al comentarle su viveza en pleno vuelo y comentarle que no pudo ver el tiempo que tardó, su gran amigo le dijo que eso no iba a pasar más, que el se encargaría de resolverle ese problema para su próximo vuelo. Pocos meses después, cumplió su palabra y le hacia entrega de un pequeño reloj de pulsera, con caja cuadrada y bañado en oro, con la pulsera agujereada y con anilla para atarlo a la muñeca. Sirviendole para mirar el tiempo de vuelo sin tener que despegar las manos de aquellos primitivos controles. Así nacía, si no el primero, uno de los primeros relojes de pulsera de la historia, el Cartier Santos. Un año más tarde, en noviembre de 1907, Santos Dumont, usaría el regalo de su amigo para cronometrar su intento de record del mundo de aviación, volar 220 metros. Contó 21 segundos, exactamente igual que certificaron los jueces del concurso.
Queda claro por lo tanto, que el primer reloj utilizado en la aviación, fue el Cartier Santos, pero de ahi a las bases de los relojes de aviación como conocemos hoy en día, dista mucho.
A la vez que los dos pioneros anteriormente citados, también estaba “dando guerra” Louis Blériot, quien aceptó el reto de volar el canal de la mancha, desde Calais a Dover.
El 25 de julio de 1909, con un Zenith atado a su muñeca, consiguió el reto, durante su vuelo 40 minutos y siendo un tremendo peligro según se encuentra escrito en distintas fuentes. El zenith  que veremos a continuación, nada tenía que ver con el utilizado por Alberto, desde su caja redonda a su tremenda corona, todo era distinto.
Contaba con esfera luminosa y manecillas para facilitar la lectura, números árabes de gran tamaño, una gran corona para girar cuando se usan guantes, una cinta bimetálica anti-magnética y se supone que una caja para colocarlo en el panel de instrumentos si fuese necesario. El uso del Zenith por el piloto, cimentó la marca como de reconocido prestigio en Francia. Tanto fue así, que a partir de 1939, el Zenith Montre d’Aéronef Type 20 fue el instrumento cronométrico para aviones franceses.
Ya en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), se necesitaba que sus ataques fuesen coordinados, dando importancia a la relojería.Imaginemos entonces la importancia de esa coordinación en la aviación militar, o sus necesidades para el cálculo del combustible, la distancia de vuelo o la sincronización para lanzar sus bombas. Los relojes con los que contaban los pilotos de combate eran de bolsillo, los encajaban en el panel de instrumentos y los podían extraer en mitad del vuelo si lo necesitaban. En cambio, los pilotos Alemanes, usaban relojes de bolsillo pero colgados en sus trajes de vuelo, al llevarlos de forma invertida, cuando lo cogían, podían ver la hora perfectamente
Smith Mark IV.A – 8 días (IHC 185)
Cuando los vuelos eran nocturnos, necesitaban que los números se viesen bien, que la caja fuese resistente a golpes y que tuviese resistencia a las diferentes temperaturas. Para los vuelos mas largos, usaban el llamado Mark V de 8 días.

Entre la primera y segunda guerra mundial, Charles Lindbergh realizó la primera travesía del atlántico en solitario, lo hizo a bordo de su monoplano Ryan NYP , llamado “Spirit of Sant Louis” y lo hizo con un Longines en la muñeca. Longines produjo un reloj de navegación que permitía calcular una ubicación precisa a pesar de la época. La diferencia en segundos puede que parezca un simple desajuste, pero en el aire, puede significar una desviación de varias millas. Antes de que Lindbergh colaborara con Longines, había PVH Weems, y el reloj Weems, menos familiar, era el modelo base del reloj Lindbergh, que esencialmente hace de Lindbergh un Weems actualizado y mejorado.
https://photobucket.com/
https://farm2.staticflickr.com/
Lindbergh se propuso actualizar y mejorar el reloj Weems, contando con su experiencia de volar sobre el Atlántico. Le explicó a Longines lo que necesitaba de un reloj de navegación, y estos se pusieron a trabajar. En 1931, nació el reloj Lindbergh.
Reloj Longines Lindbergh circa 1940.
Y ahora si, nos vamos a saltar unos cuantos años hasta llegar a la época de los ya conocidos B-UHR. Peeeeero, será en la siguiente parte.¡!

Hablemos sobre Diver.

Tenemos que partir de lo primordial, que es el nombre y su porqué…

Al lío!

Dive, en inglés significa bucear, y Diver, el que bucea.

Para que no haya discrepancias y dejéis de leer pensando que es todo mentira, hay que diferenciar lo que es un reloj sumergible y lo que es un reloj de buceo (conocido como Diver).

Un reloj sumergible, como bien indica su nombre, es aquel que se puede sumergir en agua y su maquinaria no sufre alteraciones, los hay desde 50m hasta lo que cada fabricante quiera sacar.

Pero lo que nos atañe hoy son los Diver, que son aquellos relojes sumergibles que además, cuenta con algún elemento para controlar el tiempo de inmersión como es el bisel.

Por esto último, pasan a ser Diver, relojes de buceo moderno.
Aclararemos el porqué de los biseles e intentaremos descubriros alguno que no conozcáis.

NO vamos a hablar del primer reloj sumergible, ni del primer reloj utilizado por los buzos ni mucho menos el primer reloj con caja acuática.

Empecemos pues:

El primer reloj de buceo moderno. 

Tras una apasionante historia del Capitán Robert Maloubier,en 1952, la misión de su equipo era colocar explosivos en barcos enemigos a la vez que la recopilación de información, por lo que su vida dependía en mayor parte, del equipo que llevasen. 
En esa época, todavía eran muy primitivos, y se le encargó a él y su unidad pensar y diseñar los nuevos equipos.

“Diseñamos trajes de buceo y aletas que eran mucho más grandes que las que se usaban en ese momento. Diseñamos gafas de buceo y, por supuesto, relojes, porque no estábamos satisfechos con los relojes que existían en ese momento … Con mi segundo al mando (el teniente Claude Riffaud) y otro oficial, nos sentamos en una mesa y dijimos ‘OK, tenemos que diseñar un reloj que podamos usar adecuadamente’. Entonces, uno de nosotros tomó una brújula y una regla y un bolígrafo y un trozo de papel y dijimos ‘OK, ¿qué queremos?’ “

La lista y los dibujos que hicieron, formaron la base de los relojes de buceo como los conocemos hoy. Dicha lista incluía, entre otras anotaciones:

  • Una funda impermeable de gran tamaño.
  • Un movimiento de cuerda automática: “Debería ser automático, de lo contrario, cuando enrolle el reloj, incluso si tiene una junta, el reloj gotea después de un tiempo”.
  • Números, marcas y agujas grandes, claros y luminosos para una fácil lectura bajo el agua por la noche.
  • Un bisel giratorio unidireccional que muestra marcadores de minutos para que calculemos el tiempo de inmersión.

Con esto, habían pasado de tener un reloj impermeable y sumergible que se les quedaba corto en sus misiones, a un posible reloj diseñado por y para buzos de combate. No todo era diseñar y pensar en el reloj, si no que tenían que llevarlo a la realidad, pero no encontraban a ningún relojero francés que quisiera hacerlo, entonces fue cuando encontraron a un pequeño relojero suizo, Blancpain.

Tras recibir el primer prototipo, el cual se llamaba Blancpain Fifty Fathoms, lo probaron por la noche en una misión que no se filtró y vieron que cumplía sus expectativas, se leía bien bajo el agua, brillaba y el bisel unidireccional les servía para controlar los tiempos bajo el agua.

(foto de  storage.googleapis.com )

Fue desde el principio hecho en acero inoxidable, y el tamaño de la caja de aquella primera edición, fue muy grande en su momento, de 41 mm.

El que se llamase Fifty Fathoms o lo que es lo mismo, 50 Brazas, no fue aleatorio, si no que se consideraba la profundidad máxima segura para el uso de la mezcla de oxígeno en un sólo “pulmón de agua”.

Modelo original de Fifty Fathoms junto con una nota firmada por el Capitán Maloubier (foto de 
i.pinimg.com/originals )

Imagen: antiquorum.com

El uso del bisel.

Para los buzos, es imprescindible saber el tiempo que llevan bajo el agua, es decir, el tiempo de inmersión, ya que hay un tiempo máximo en el que pueden permanecer a cada profundidad antes de que sea peligroso ( antes que la acumulación de nitrógeno comprimido en los tejidos del cuerpo, excedan niveles seguros).

Si excediesen de ese tiempo, el buzo no podrá ascender directamente a la superficie sin hacer pausas para descomprimir o “desgasificar” el nitrógeno.
Uno de los metodos mas comunes es la “fórmula del 120”, que consiste en restar 120 a la máxima profundidad a la que vayamos a sumergirnos. Así, en una inmersión a 80 pies, el límite de no descompresión es de 40 minutos.

Obviamente, para que el bisel sea práctico en el buceo, debe ser unidireccional,y así poder evitar que gire accidentalmente hacía cualquier lado, ya que siendo unidireccional, si girase, siempre indicará que queda menos tiempo y no más.

Por ejemplo, nos sumergimos a las 17:10, pues bien, colocamos el 0 del bisel en esa hora, y cuando pasen diez minutos, lo podremos ver de un vistazo rápido viendo que la aguja de los minutos está en el marcador 10 de dicho bisel.

Para evitar que se muevan ni los mas mínimo, existen los relojes que tienen un bloqueo para el mismo, un claro ejemplo es el conocido Omega Plongeur Professionel, el Ploprof.

En el que tendremos que accionar el pulsador rojo y mover el bisel a la vez.

En 1960, diferentes marcas, pensaron que la mejor forma de proteger el bisel para que no se moviese, era poniéndolo debajo del cristal, pero para ello había que colocar una segunda corona, que debía de ser lo suficientemente grande para poder accionarla con los guantes.


La versión vintage (abajo) y la interpretación moderna (arriba) del Alpina Seastrong Diver Heritage.
Imagen: alpinawatches.com

A día de hoy, vemos biseles de todo tipo de materiales, desde los primeros que usaron Baquelita, a los que usan LiquidMetal.

Primeros Diver´s modernos de conocidas marcas.

Omega Seamaster 300, 1957.
Longines Skin Diver,1959.
Seiko 150m Diver, 1965.
Oris Sixty Five, 1965.

Bueno, creo que ya por hoy es suficiente, no?

Hasta la próxima!

Limpieza y relumeado de dial.

Hoy tenemos un tutorial elaborado por el ya conocido @Gonzaleitor

Al lío!


Pese a estar en buen estado, la esfera de éste reloj y sus marcadores, acumulan suciedad por el paso de los años, y el lumen de los marcadores y agujas, además de estar sucio, ha perdido su luminosidad.

Vamos a devolver este dial todo su esplendor, haciendo una limpieza y pulido del mismo. Aprovecharemos el trabajo para relumear marcadores, agujas e “inner ring”.

Empezamos desmontando caja, maquinaria y cristal.

Idealmente sacaremos las agujas, ayudándonos de un film de polietileno para evitar cualquier tipo de arañazo en el dial, aunque en función de cada trabajo podremos optar por no sacarlas.

Procedemos a la limpieza. Generalmente debemos limpiar los diales en seco, mediante el uso de un pincel o con un palillo envuelto en un paño. Los que se utilizan para limpieza de gafas y cámaras son ideales por no soltar fibras. En este caso, el dial y los marcadores, tienen un tipo de suciedad que no podremos quitar en seco y necesitaremos hacer una limpieza más profunda, por lo que nos ayudaremos de una toallita húmeda de las que se utilizan para la higiene de bebés, y que llevan en su composición agua y jabón. Es importante siempre hacer previamente una pequeña prueba en una esquina de la esfera, idealmente en un canto, para asegurarnos de que el barniz que lo recubre está en buen estado, bien adherido y no se ve afectado por la humedad de la toallita.


Con la ayuda de una lupa/monóculo procedemos a limpiar la esfera y cada uno de los marcadores, intercalando la limpieza en húmedo con la toallita húmeda, con la limpieza en seco, evitando así que la humedad de la toallita permanezca más tiempo del necesario y pueda afectar al barniz, o que se seque dejando restos de jabón o marcas. La presión aplicada no debe ser excesiva. Las partes impresas con letras, líneas, etc.. Deberán hacerse con notable cuidado, haciendo previamente una pequeña prueba para asegurarse de que la tinta está bien adherida antes de ponernos a frotar, pues es lo más delicado del dial y donde más riesgo de estropear el mismo existe, pues suelen borrarse fácilmente.

Finalmente haremos un repaso en seco por todo el dial, y frotaremos, con un poco de fuerza adicional, cada uno de los marcadores en todas sus caras, a modo de abrillantado. En caso de ser necesario, se podría usar una pasta de pulido (tipo polywatch o similar) para sacarle brillo al metal.

Con las agujas, procederemos de la misma manera. En este caso, como vamos a relumear, aprovecharemos para sacar el lumen antiguo previamente y dejarlas preparadas para el trabajo.

y…….voilá!
Tras relumear, limpiar, relimpiar y montar….hemos pasado a esto!:

Suerte!

Herramientas básicas para trastear con relojes

Destacado

Aunque haya a muchos que les parezca inútil este post, creo que es recomendable para los que se inician, ya que todos hemos sido principiantes y no hemos sabido ni cambiar una simple correa.

Al lío!

Que, ¿a ti no te entran ganas de meterle mano a algún reloj de los que tienes?

Hoy vamos a ver las herramientas más básicas que todos deberíamos tener como enfermos que somos.

Sigue leyendo “Herramientas básicas para trastear con relojes”

Limpieza a fondo de reloj

A todos nos ha pasado que compramos un reloj y lo recibimos de tal manera que parece que ha pasado por un charco de lodo o por la tercera e inexistente guerra mundial.

También puede ser que, reloj que recibimos, nos surge la necesidad de limpiarlo a fondo para quitar el “adn” del dueño anterior.

Sea por el motivo que sea, con unos simples pasos, podemos dar una imagen nueva a esa preciada chuchería que acabamos de recibir o hemos rescatado de un cajón.

Tenemos que tener claro que para limpiar a fondo habrá que sacar el movimiento, ser organizados y cuidadosos.

Pues bien, vamos a ello.

Para este artículo usaremos como conejillo de indias un Seiko 5, en concreto el 7019-5000.

@indartxo

Desmontamos el dial, Cristal, junta y armis o correa, hasta quedarnos por un lado con el armis y por otro con la caja.

@indartxo

@indartxo

Una vez tenemos todo separado, miramos si lo que tiene es óxido, Mierda, suciedad o ambas:

Por suerte, en esta ocasión, “sólo” era suciedad.

Aquí tenemos dos opciones; o limpiarlo con la ya famosa máquina de ultrasonidos, o de forma casera, que todos podemos hacer en casa sin tener más que una cazuela, bicarbonato y vinagre.

Ponemos agua en una cazuela un poco de bicarbonato , un chorro de vinagre, metemos la caja y el armis y ponemos a hervir el agua.

Hay que tener cuidado, ya que si hemos echado mucho bicarbonato, al hervir, la espuma puede salirse de la cazuela.

Lo dejamos medio minuto o un minuto hirviendo, lo sacamos y lo secamos.

Así, en un principio, tooooda la Mierda suciedad se habrá despegado de la caja y se habrá quedado flotando en la cazuela, lista para poner a cocer unas patatas.

Con este sencillo proceso, y que todos en casa podemos hacer, le hemos quitado toda la mierda suciedad ,que tenía adherida.

Suerte!